Blog4-Julio2021_0001_pexels-rodnae-productions-7647938

¿Cómo integrar equipos para llevarlos al siguiente nivel?

¿Cómo integrar equipos para llevarlos al siguiente nivel?

Seguramente formas parte de por lo menos un equipo en tu organización, o posiblemente te encuentras a cargo de un equipo.  Quizás, uno de tus objetivos sea formar o ser parte de un equipo de alto desempeño. Ahora, explora tu experiencia y te invito a hacer memoria, ¿realmente existen programas de desarrollo, o equipos dentro del área de Recursos Humanos con un enfoque especifico al desarrollo de equipos?

Desafortunadamente, en las organizaciones no se tiene claridad sobre lo que un equipo requiere para trabajar a su máximo potencial y paradójicamente, promueven el trabajo en equipo y la colaboración.  En muchas ocasiones, los equipos se forman con base en roles funcionales, es decir, con un enfoque a tener un buen balance de habilidades y dominio técnico, y se deja de lado o inclusive, ni siquiera se consideran los roles psicológicos.  Estos últimos tienen que ver con la personalidad de cada individuo, un buen balance de roles psicológicos es clave para ayudar a los equipos a manejar de forma sana el conflicto, a tener una mejor comunicación y a funcionar de una forma más efectiva.

De acuerdo con Dave Winsborough, Fundador de Deeper Signals y uno de los desarrolladores del Reporte de Equipo de Hogan, existen cinco roles psicológicos que los integrantes de los equipos juegan de forma natural, con independencia de los roles técnicos.  La investigación demuestra que entre más balanceados sean estos roles psicológicos en los integrantes, mayor será su efectividad.  Por lo tanto, un equipo bien integrado muestra un balance de sus integrantes en estos cinco roles y las implicaciones de que todos los integrantes jueguen estos roles de forma constante o que muy pocos lo demuestren, puede interponerse en lograr sus objetivos:

 

 

  • Resultados.

Manejan las ideas y buscan los avances, coordinan esfuerzos y dan dirección a otros. El riesgo se da cuando todos los integrantes juegan este rol en un nivel alto, ya que llegan a competir con los otros miembros del equipo y buscan imponerse ante los demás, o cuando muy pocos de los integrantes lo demuestren, pues los resultados no serán una prioridad.

  • Relaciones.

Se preocupan por cómo se siente el equipo y por cómo sus integrantes se relacionan. Cuando todos los integrantes muestran un nivel alto, es posible que las buenas relaciones sean más importantes que el desempeño del equipo y cuando se manifiesta en un nivel bajo, no prestan atención a los intereses de los demás integrantes.

  • Procesos.

Se enfocan en la implementación, los detalles en la ejecución y el uso de procesos. Cuando todos los integrantes demuestran este rol, hay poca cabida a la flexibilidad y cuando lo muestran en un nivel muy bajo, pierden de vista los pasos necesarios para llegar a su destino.

  • Innovación.

Anticipan los problemas, reconocen cambios, crean y se adaptan rápidamente.  Cuando un equipo tiene un exceso de innovación, pasan tiempo creando, pero no necesariamente aterrizando los planes y cuando tienen un nivel bajo, son prácticos y prefieren los pasos conocidos.

  • Pragmatismo.

Tienden a ser realistas y ponen a prueba las ideas. Los equipos en los que predomina este rol psicológico pueden se enfocan con facilidad para confrontar conflictos y posturas poco populares, pero cuando la mayoría de los integrantes del equipo tienen una calificación baja, son poco realistas y no confrontan el panorama.

Al formar equipos, es importante considerar el balance en estos roles, pero también es clave tomar en cuenta el liderazgo, una de las tareas principales de un líder es justamente construir equipos de alto desempeño.  De acuerdo con Gordon Curphy, Socio Director de Curphy Leadership Solutions, hay tres puntos clave que se deben seguir para ayudar a los equipos a desempeñarse a su máximo potencial:

  1. Los equipos deben tener y seguir una guía (“roadmap”) que les muestre claramente cómo moverse de donde están a donde quieren llegar.
  2. Los equipos exitosos deben obtener retroalimentación de cómo se están desempeñando en comparación con un marco de referencia, es decir, entender cuales son sus fortalezas y oportunidades comparados con “benchmark”.
  3. Los equipos exitosos deben implementar métodos probados para abordar sus brechas de desempeño.

Para integrar equipos de alto desempeño que trabajen efectivamente, es entonces necesario tomar en cuenta el balance entre roles psicológicos y la habilidad o capacidad del líder para formar equipos de alto desempeño.

En HRTools contamos con herramientas que te ayudaran evaluar a los miembros de cada equipo a nivel individual, identificar su configuración de roles, descarriladores y anclas, así como programas de desarrollo para equipos y líderes, no dudes en contactarnos estoy segura de que tenemos la opción ideal para ayudarte a integrar equipos que lleven tu organización al siguiente nivel.

Acerca del autor

Cecilia Solís

Cecy Solis

Soy psicologa organizacional, y amante de los animales, me dedico a la consultoría pues creo en el cambio de las personas y disfruto ser un medio para su aprendizaje y desarrollo.

¿Qué opinas de este artículo? ¡Déjanos tus comentarios!

Comments are closed.