Blog-mamas1

¿Qué lecciones de liderazgo puedes aprender de una mamá?

¿Qué lecciones de liderazgo puedes aprender de una mamá?

A menudo ponemos el ojo en otros líderes, CEOs, o personas exitosas que nos inspiran para desarrollar nuestro propio liderazgo porque queremos aprender de ellas. A veces, no es necesario mirar muy lejos, pues podemos aprender e inspirarnos de personas que están muy cerca a nosotros.  Muchos nos preguntamos si el liderazgo nace o se hace. ¡Podríamos decir que ambas! Una de las experiencias de vida que puede desarrollar el sentido de liderazgo es la maternidad.

Nosotros creemos que las mamás pueden ser grandes líderes en una organización, pues la maternidad saca a relucir competencias clave que todo líder debe tener. Aquí te compartimos algunas lecciones y competencias de liderazgo que puedes aprender de las mamás:

Buena comunicación, cómo y cuándo decir las cosas

Un buen líder no sólo dice lo que tiene que decir, sino buscará el tono, la forma y el tiempo más adecuado para que su mensaje sea bien entendido. Una de las principales cosas que podemos aprender de las mamás es a decir las cosas de manera “afectiva” y al mismo tiempo firme.

Gestión del tiempo

Las mamás tienen un trabajo de tiempo completo que requiere mucha organización en horarios y tiempo. Esto, además de una buena organización, requiere atención que podemos observar tanto en su vida laboral como la vida en casa. Ya que ellas saben que incluso sus niños tienen horarios a seguir. 

El ser multitasking

Hay una frase que dice “crees que no puedes hacerlo hasta que tienes que hacerlo, y lo haces”. En nuestro día a día laboral podemos estar con muchos pendientes y tareas en mente, parecerá imposible agregar todas las tareas que involucra ser mamá. Sin embargo, las mamás tienen una capacidad de ejecución realmente impresionante, incluso hacer varias cosas al mismo tiempo se vuelve algo cotidiano.

Paciencia y tolerancia

Uno de los grandes retos de cuidar niños siempre ha sido la paciencia. Tener un gran amor por lo que hacemos hace toda la diferencia en situaciones difíciles. Las mamás saben que ser tolerante no es “dejar pasar las cosas”, sino ser comprensivas, afrontar los problemas y siempre seguir adelante.

Trascendencia

Así como una gran mamá vive en nuestro corazón y conciencia, cada vez que recordamos sus enseñanzas y consejos, lo mismo aplica con un gran líder. Alguien que puede influir de manera positiva en su equipo, que incluso cuando no esté presente, su legado sigue siendo recordado.

 

¡Si te gustó este artículo compártelo con una mamá de la que te sientas orgullos@!

“Algunos super héroes no llevan capa, como mamá

Comments are closed.