conexiones-estrategicas-networking

Conexiones estratégicas: ¿Por dónde empezar?

Conexiones estratégicas:
¿Por dónde empezar?

Estamos ya en el segundo semestre del 2022 y es fácil hacer un recorrido mental sobre los últimos dos años en que nos hemos mantenido a flote bajo nuevas circunstancias. Derivado de los desafíos, algo que puede presentar incertidumbre es como poder crear y mantener conexiones con otros profesionales para así apoyar nuestro propio crecimiento y el de nuestra organización.  

Dominamos en gran parte la forma de conectarnos virtualmente; las reuniones en línea ya forman parte de la normativa. Sin embargo, bajo estas circunstancias, ¿cómo podemos crear relaciones profesionales estrechas y genuinas? Esto puede ser particularmente desafiante para ti, especialmente cuando conocer personas nuevas te genera cierto tipo de ansiedad.  

Crear redes o hacer networking, es eso, sin más ni más. A veces se da de manera natural y en otras ocasiones, no es tan divertido, incluso para las personas más extrovertidas. La mayoría de las personas no necesariamente lo disfruta, pues conlleva dedicar tiempo, energía y recursos para fomentar nuevas relaciones, pero, es momento de que aceptes que, aunque te guste o no, definitivamente es esencial para garantizar el éxito en los negocios o en la construcción de una carrera profesional. Sólo una aclaración, no se trata de buscar diversión al hacer networking, sino de encontrar la manera de hacerlo bien para que se convierta en estratégico.  

Los beneficios del networking son demasiados para ignorarlos.  80% de los profesionales considera que es esencial para el éxito de su carrera y para las relaciones comerciales. Casi el 100% opina que las reuniones presenciales construyen relaciones más fuertes en el largo plazo y el 41% busca establecer conexiones frecuentes. Tomando en cuenta estos datos, ¿por dónde empezar? 

Lo primero es tener un plan. Responde a las preguntas ¿Qué esperas lograr al conectarte con otros profesionales? ¿cuántos clientes esperas conseguir en cuánto tiempo? ¿qué segmento de tu campo te interesa? y después, será útil pensar ¿quién sería un gran contacto y por qué razón? ¿quién puede ser más experto o brindarte una perspectiva diferente? Considera que es lo que quieres exactamente abordar ya sea en tu carrera o en una relación comercial. 

Ya teniendo claro el plan, puedes fijarte pequeñas metas, por ejemplo: “esta semana hablaré con “tal número de” personas que no conozco y obtendré sus datos de contacto” o bien, si es en línea, podría ser a través de una plataforma de red social (por ejemplo: LinkedIn). Otra forma de contactar es investigar con anticipación a las personas que van a asistir a una reunión presencial o virtual, de esa manera, ya puedes tener temas de discusión. Toma notas, da seguimiento, ¿qué preguntas puedes hacer en ese momento o después?   

networking-contactos

 Un segundo paso sería, pensar en cómo puedes aprovechar los contactos que ya tienes. Puedes pedir referencias o bien, es válido pedir que esas personas te presenten a otras. Expresa abiertamente tu interés en la relación comercial con otras personas. Siempre encontrarás personas que estén dispuestas a conectarte con otros y a hablar bien de ti. En este punto es importante reconectar con personas que hace tiempo no contactas. El tiempo de pandemia nos da la perfecta excusa para volver a conectar con personas que se sienten aisladas más que nunca, y muy probablemente estarán felices de hacerlo.  

Una recomendación adicional, será conectar con personas que no forman parte de tu ámbito, área o campo de expertise. A veces conocer personas de ámbitos totalmente diferentes a los nuestros, nos brindan perspectivas muy ricas, inclusive nos ayudan a incorporar otras estrategias y objetivos en nuestra propia práctica. Un beneficio es que se comparten conocimientos mutuos. 

Cuando la creación de redes es insular, la experiencia y el conocimiento se comparten con tanta frecuencia que hay pocas lecciones nuevas que aprender.  Pero, cuando te esfuerzas por conectarte a uno o dos grupos externos, transfieres y recibes conocimiento.  Esta es una forma activa y viva de comunicación y creación de redes en lugar de una relación comercial regular con la que esperas oportunidades para crecer.   Esto sin duda puede impactar en tu campo de manera innovadora.  

Como reflexión final, ten presente que, estamos hablando de construir relaciones, no solo contactos. Por lo tanto, al conocer gente nueva, actúa con autenticidad y generosidad. Esto te permitirá generar confianza y respeto mutuo. Se trata de hacer amigos, no dinero.  

Si en este momento buscas explorar qué aspectos de personalidad pueden potencializar a los colaboradores en tu organización para crear relaciones estratégicas, ¡es válido pedir ayuda! En HRTools contamos con diferentes opciones para acompañarte en el autoconocimiento, y nos encantará ayudarte y darte soporte en este proceso.  ¡Contáctanos!  

¿Qué opinas de este artículo? ¡Déjanos tus comentarios!

Comments are closed.