Año con año es básico para las empresas definir cuáles serán las metas a cumplir dentro de la organización y cómo hacer para que no se queden en un simple papel, o peor aún, en nuestra cabeza.

 

La siguiente lista determina una serie de consejos los cuales solo tendrán resultados si somos muy cuidadosos y establecemos metas con sinceridad. No olvidemos que de nada sirve hacerlos personales pues la empresa es un equipo por lo que incluirlos será de vital importancia para alcanzar la meta.

1. DEFINIR AL DETALLE

El error común que cometen las organizaciones y los gerentes es marcar objetivos demasiado grandes y poco tangibles a corto plazo. Ante esto hay que preguntarse: ¿Qué puedo lograr realmente?, ¿Qué base tengo con respecto al año pasado? Esto audara a mostrar un panorama más real en cuanto a las metas. Es importante aclarar que esto no quiere decir que no seamos ambiciosos, hay que serlo y sobre todo superar expectativas. Por eso, evalúen sus recursos y organicen los roles de cada quien para juntos lograr lo planteado.

2. DARLE EXPOSICIÓN

Lo mejor en estos procesos es escribir las metas, así como definir los pasos a seguir para lograrlas. En este punto lo interesante es conocer la opinión que tiene el equipo frente a sus intereses y los de la compañia. Esto permitirá cubrir todos los puntos y tener un plan de acción más claro y preciso.

Al tener nuestras metas definidas hay que colocarlas en un lugar a la vista de todos para que puedan verlas constantemente, esto para que no se olviden de los objetivos, así como tener el recuerdo del rol que cada quien debe cumplir para lograrlo y si es que se está cumpliendo.

3. EL TIEMPO ES ORO

Planear metas claras y alcanzables es una tarea que requiere compromiso y dedicación. Por eso es vital reservar tiempo suficiente para que todo el plan sea efectivo. Traten de reunirse en un ambiente tranquilo y a gusto, tal vez un día donde no se tengan muchas reuniones o compromisos para llegar con mente fresca. Esto hará que en conjunto logren crear las metas perfectas para la organización.

4. MÁS ES MEJOR

Al hablar de metas para una organización hay que entender que no estamos solos y que contar con un equipo y colaboradores será parte básica para seguir avanzando. Al determinar las metas, hagan un análisis de sus habilidades y roles dentro de la compañía y como estos aportan al plan ya determinado para el proximo año.

Si sentimos que alguna de las ideas es algo dificil de cumplir, reúnanse en grupo para generar una lluvia de ideas y definan puntos de chequeo cada semana para hablar sobre el proceso y los desafios a los que se han enfrentado.

5. PASO A PASO

Este tipo de procesos no son sencillos de realizar y suele llevar a situaciones donde uno cree que los objetivos no se van a cumplir. Ante esto hay que mantener una cabeza fría y con serenidad ir paso a paso sobre todo el proceso para que este rina frutos.

Por más que planifiquemos, siempre habrá obstáculos que dificulten el proceso, por eso mantengamos la calma, busquemos soluciones inteligentes y confiemos plenamente en nuestro equipo para así no perder el rumbo y lograr el éxito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *