Blog
blog sticky

Para cuando “respirar hondo” no es suficiente.

Bajo estres

 

Hay momentos en el que el estrés y la tensión laboral te caen como un piano sobre tus hombros y otras en las que poco a poco va aumentando la intensidad. No importa como haya sido, todos hemos estado en esa situación donde el estrés llega a niveles fuera de nuestro control.

A cualquier nivel, al estar bajo estrés, nuestro desempeño se ve mermado ante dicha carga. Y es que aunque normalmente lo que nos provoca esto tienden a ser situaciones fuera de nuestro control, el salir de ese estado si está en nuestras manos. Así que en vez de sentarse a sufrir, toma en cuenta las siguientes acciones, en este orden:

 

1. NO QUIERAS SER EL HEROE

Últimamente Batman, Superman y compañía están muy de moda pero quemar todos nuestros cartuchos no es conveniente y saberlo es importante. De nada sirve estar en nuestro lugar agonizando por todo el trabajo que tenemos que hacer, siempre es bueno saber nuestros límites y poderlo decir, correcta y amablemente, a las personas con quienes trabajamos.

En la mayoría de los casos esto siempre es entendible, todos hemos estado ahí, y tendrás ese momento de respiro. No existe un límite exacto de cuanto trabajo se puede hacer pero es muy recomendable comentarlo cuando ya se ha alcanzado.

 

2. SUELTA UN POCO EL CONTROL

Hay quienes pueden llegar a ser muy perfeccionistas y creer que nadie más trabaja tan bien como ellos. La inhabilidad para delegar es un camino directo y sin escalas al estrés. Es lógico que dichas situaciones son las menos adecuadas para confiarle algo a alguien pero es ahí cuando más importa.

Repasa sobre que pendiente sería bueno sacar de tu plato y que no pasaría gran cosa si alguien más lo hace diferente a ti. Delegar es un camino para que otros comiencen a generar esa experiencia que en un futuro ayudara aún más a aligerar tus cargas. No es fácil, pero recuerda que hay muchas situaciones en donde otros han tomado el control y se han logrado buenos resultados. Esta podría ser una de esas situaciones.

 

3. PIDE AYUDA

Pedir ayuda no es una tarea sencilla para todos, pues se puede creer que es símbolo de debilidad y prefieren evadirlo a costa de todo. Una vez más comportamientos o formas de pensar de este tipo son totalmente contraproducentes cuando estamos al límite.

Al igual que delegar, saber cuándo pedir ayuda no es solo algo que nos beneficiara en ese momento pues será también una prueba para saber hasta dónde se nos puede echar la mano y entender con quién confiar para tareas de mayor peso.

 

4. TOMA UN DESCANSO

Ante la frustración, lo primero que debemos hacer es echar nuestra silla hacia atrás y soltar un poco la presión. Pero, la mayoría de nosotros hace todo lo contrario. Es por eso que al hacer estas acciones se respete el orden de cada una pues al completar las tres anteriores ya estaremos más encaminados y podremos más fácilmente tomar un respiro.

Debemos entender que ante estas situaciones nos es casi imposible concentrarnos efectivamente y la posibilidad de hacerlo cada vez se vuelve más y más pequeña. Ante dicha situación lo más productivo por hacer es retirarse y recargar. Camina un poco, medita, ve afuera a sentarte y no hacer nada. Lo que sea que te ayude a despejar tu mente, hazlo, ya que es la mejor forma de volver a avivar tu mente cuando se sienta agobiada e inefectiva.

 

5. CONECTA CON LA GENTE FUERA DEL TRABAJO

Muchas veces estando en situación de alto estrés preferimos cerrarnos al contacto social con nuestros amigos y familiares para recuperarnos. Error. Convivir con personas fuera del ambiente laboral puede sonar a un lujo que no te puedes dar, pero es algo necesario. No solo ayuda a darte un apoyo moral y emocional cuando las cosas no van bien, incluso podrían darte una perspectiva diferente al problema que te ayude a solucionarlo.

 

6. EL SOL BRILLARA MAÑANA

Suena a algo simple, pero simplemente recordarnos que no siempre estaremos con esa presión es algo importante. En algún momento, recordaras el momento estando ya en un punto de calma y confort. Mientras lo vives, recuerda esos momentos donde no estas a tope.

Incluso esto te ayudara a entender que estas ganando con dicha experiencia y como te servirá en un futuro. Tal vez sea aprender a decir no cuando es necesario o a encontrar con quien contar cuando más necesitas ayuda. Pensar en esto toma algo de reflexión pero sin duda ayuda a poner las cosas en contexto.

 

7. VUELVE A LA RUTINA

Cuando el estrés en la oficina se acumula, lo primero que hacemos a un lado son nuestras actividades fuera del trabajo: ejercicio, relaciones sociales, actividades que hacemos para despejarnos. En esos tiempos cuando no tienes oportunidad de hacer esas cosas es cuando más debes de hacerlas. Tal vez no podrás ir al cine y a cenar pero seguro hay una forma de lograr una de esas.

Valora tú tiempo y tus momentos, recuérdate constantemente que tu salud emocional y mental son cosas importantes por las que tienes que ver y que el saber tomar un respiro fuera de lo que te agobia hará que encuentres un mejor ambiente cuando regreses a tu trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Aunque la participación de las mujeres en el espacio laboral ha aumentado considerablemente, así como sus derechos en el trabajo, muchas de ellas aún enfrentan obstáculos para acceder a la igualdad de oportunidades y beneficios.     Bienvenidos al 2017, año en el cual la mujer continúa jugando un papel muy importante en el mundo […]

Es inevitable establecer relaciones personales y más cuando se trata de un lugar en donde pasamos gran parte de nuestros días a la semana. El trabajo está, por debajo de la escuela, como el lugar en donde se crean las mejores amistades. Por lo que no debemos tener miedo a crear lazos dentro de este. […]

El amor es el ingrediente secreto para convertir un trabajo en un estilo de vida. El amor hace que tu trabajo sea tu mayor distracción, es casi imposible ser un profesional exitoso y próspero sin felicidad en el corazón, sería como un esclavo de su obra y no un amo de su prosperidad.     […]

Si hay algo que marca el devenir de la profesión de Recursos Humanos es el hecho de que ahora tiene que estar continuamente traspasando las fronteras de sus tareas tradicionales para poder crear valor en las organizaciones. Hoy, el profesional de RH tendrá que ocuparse tanto de aspectos organizativos generales directamente vinculados a la estrategia […]

Ninguno de los siguientes puntos viene dentro de la descripción de tu puesto, pero sin duda ayudara a que seas un elemento indispensable dentro de la oficina.   Seguramente en tus propósitos para este año nuevo está el hacer ejercicio, bajar de peso, dejar algún vicio o viajar más, pero que hay de ser mejores […]

  • 1
  • 2